top of page

Cuando el «Para Siempre» se convierte en «Nunca más»



La disolución de una relación es comparable a un terremoto de magnitud 10 en la escala de Richter de tu vida emocional. 


Un día estás planeando vacaciones juntos, y al siguiente, estás bloqueándolo de todas tus redes sociales mientras te preguntas cómo diablos llegaste aquí. 





Es una mezcla de «esto no está pasando» y «¿qué hice mal?», lo que te deja de una sola pieza.


En el mismo instante en que el amor prometido parece desvanecerse, nuestro mundo interior puede sumirse en un profundo y desconcertante silencio, marcando el inicio de un viaje a través del «shock» en el proceso de duelo amoroso.


La disolución de una relación íntima es devastadora, un fenómeno que sacude los cimientos de nuestra existencia y nos confronta con el abismo del «yo» perdido. 


Este shock inicial, una mezcla de incredulidad, negación y un profundo dolor psíquico, es una reacción humana natural ante la pérdida repentina o la anticipación de esta. 


Es un estado de «parálisis emocional», donde la realidad parece distorsionada, y nuestra capacidad para procesar, aceptar y avanzar parece totalmente fuera de alcance.


La importancia de superar este estado de shock yace en su potencial para transformarse en un período prolongado de estancamiento emocional si no se aborda adecuadamente. 


Quedarse atrapado en este limbo no solo impide nuestra capacidad para curar y avanzar, sino que también puede tener un impacto perjudicial en nuestra salud mental, relaciones futuras y bienestar general. 


Atravesarlo y posteriormente superarlo es crucial para recuperar nuestra capacidad de vivir plenamente.


Quedarte atrapada en ese shock es como elegir vivir en las ruinas de lo que una vez fue tu felicidad. No es ni será tu nueva normalidad, a menos que tú lo permitas.


La estrategia para moverse a través del shock y comenzar el proceso de sanación requiere varios pasos conscientes, diseñados para reconectar con uno mismo y con la realidad de nuestra nueva situación.


La Estrategia de supervivencia: El camino a seguir


Reconocimiento y aceptación: El primer paso hacia la recuperación es reconocer y aceptar tus sentimientos. Déjalos salir, llora hasta que no tengas más lágrimas, grita hasta que tu voz se quiebre. 


Está bien no estar bien. No intentes embotellar tus emociones; te garantizo que es una botella que eventualmente explotará.


Permitirte sentir el dolor, la tristeza, la ira o cualquier otra emoción que surja, es esencial.


No juzgues tus emociones; simplemente obsérvalas y acéptalas como parte de tu proceso de curación.


Autocuidado: En medio del torbellino, es fácil olvidarse de uno mismo. Es vital priorizar el autocuidado, ya sea mediante una alimentación saludable, ejercicio, sueño adecuado o prácticas de mindfulness. Cuida tu cuerpo y tu mente como un acto de amor propio. Date y regálate amorcito. 


Busca Soporte: Rodearte de amigos, familiares o un grupo de apoyo que entienda lo que estás pasando puede ser increíblemente sanador. A veces, hablar con un terapeuta o un coach especializado en duelo amoroso puede ofrecerte herramientas y perspectivas valiosas que no podrías encontrar por tu cuenta. Recuerda, incluso los guerreros más feroces necesitan un sanador de vez en cuando.


El shock en el proceso de duelo amoroso es, sin duda, uno de los desafíos emocionales más difíciles de superar. Sin embargo, con el enfoque y apoyo adecuados, también puede convertirse en una oportunidad para el crecimiento personal y la transformación.


Recuerda, el dolor que sientes hoy es la fuerza que sentirás mañana. Paso a paso, día tras día, te moverás a través de este proceso y emerges más fuerte, más sabia y más completa que nunca.


Ruta del Renacimiento:


Si sientes que necesitas un faro en este viaje, aquí estamos… No tienes que hacerlo sola. 


No va a ser fácil; habrá días en los que querrás rendirte, volver a ese lugar oscuro porque te parece más familiar que este nuevo territorio desconocido. 


Pero te prometemos, que al final de este camino, hay una versión de ti misma que no puedes ni imaginar todavía. Durante 4 semanas queremos ser parte de este momento de tu vida y de manera cercana, profesional y terapéutica darte el alivio que tu corazón necesita.


Estamos listas para recibirte en el Club, donde tu única pena será no haberte unido antes. 


Conoce nuestros servicios I Biblioteca del duelo I Programa Post-ruptura.


Si tienes alguna duda puedes escribirnos al WhatsApp

 

*Los contenidos del Club de la Tusa redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.

68 visualizaciones

Entradas relacionadas

Comments


bottom of page