top of page

Ten paciencia contigo misma.


paciencia

Hablemos de algo que ninguna película romántica te dirá: las rupturas. 


Sí, ese momento en el que sientes que el mundo se derrumba, tus emociones están en modo montaña rusa y tu corazón parece que ha sido arrancado de tu pecho. 


Pero no te preocupes, aquí estamos para hablar sobre cómo sanar después de ese terremoto emocional llamado ruptura.


Imagina que estás escalando una montaña. Cada paso te acerca un poco más a la cima, pero el camino está lleno de rocas afiladas y obstáculos que te hacen tropezar. 


La sanación después de una ruptura es exactamente así: un camino lleno de altibajos que te llevará a un lugar de paz y serenidad, pero no sin antes hacerte sudar y soltar unas cuantas lágrimas. (o muchas, no importa).


El primer consejo, y quizás el más importante, es ten paciencia contigo misma. 

No, no esperes recuperarte de la noche a la mañana. 


Sanar después una ruptura lleva su tiempo, y es normal sentirse como un desastre emocional durante un buen rato. 


Así que déjate sentir todas esas emociones: la tristeza, la ira, el miedo… Todas son válidas y necesarias en este proceso de recuperación.


Permítete ser vulnerable, llorar hasta que tus lágrimas se sequen y gritar hasta que tu voz se apague. 


No te juzgues por sentir lo que sientes. Después de todo, ¿quién dijo que sanar sería fácil?


Y no te olvides de ser amable contigo misma. 


Trátate con la misma compasión y gentileza que le darías a tu mejor amiga en su peor momento. 


Date el espacio y el tiempo que necesitas para cuidar de ti misma y hacer las cosas que te hacen sentir bien, ya sea un maratón de tu serie favorita o un día entero en pijama.


Y por supuesto, recuerda que no estás sola en este viaje. 


Busca tu red de apoyo: tus amigos, tu familia o incluso en un terapeuta que te ayude a navegar por este proceso. 


Compartir tus sentimientos y experiencias con otros puede darte una perspectiva diferente y recordarte que no estás sola en tu dolor.


Y por último, pero no menos importante, mantén la fe en que encontrarás la paz y la felicidad de nuevo. 


Sí, lo sé, suena a cliché de película de Hollywood, pero créeme, es verdad. 

Con paciencia y perseverancia, recuperarás la ilusión de nuevo y descubrirás que eres mucho más fuerte de lo que creías posible.


Así que, ¡ánimo!. Este camino puede ser difícil, pero cada paso que das te acerca un poco más a la versión más fuerte y valiente de ti misma.


Y recuerda, el arcoíris siempre sale después de la tormenta, sin excepciones. 


Ruta del Renacimiento:


Si sientes que necesitas un faro en este viaje, aquí estamos… No tienes que hacerlo sola. 


No va a ser fácil; habrá días en los que querrás rendirte, volver a ese lugar oscuro porque te parece más familiar que este nuevo territorio desconocido. 


Pero te prometemos, que al final de este camino, hay una versión de ti misma que no puedes ni imaginar todavía. Durante 4 semanas queremos ser parte de este momento de tu vida y de manera cercana, profesional y terapéutica darte el alivio que tu corazón necesita.


Transforma ese final en un nuevo comienzo.


Estamos listas para recibirte en el Club, donde tu única pena será no haberte unido antes. 


Conoce nuestros servicios.





Si tienes alguna duda puedes escribirnos al WhatsApp

 

*Los contenidos del Club de la Tusa redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.

9 visualizaciones

Entradas relacionadas

Commentaires


bottom of page