top of page

Trabajar con tu ex


trabajar con tu ex

¡Trabajar con tu ex! Suena como una pesadilla hecha realidad, ¿verdad?

Cuando el amor y el trabajo colisionan, puede surgir una compleja red de emociones, desafíos y tensiones que terminan afectando tanto nuestra vida laboral como nuestra vida personal. 







Conflictos emocionales: Imagina esto, estás tratando de concentrarte en tu informe trimestral cuando de repente aparece tu ex en la sala de reuniones. 


¿Cómo te sientes? 


a. Incómoda.

b. Triste.

c. Furiosa, 

d. ¿todas las anteriores? 


Las emociones no resueltas de tu relación pasada pueden explotar en cualquier momento, convirtiendo tu tranquilo día de trabajo en un drama de telenovela mexicana.


Dificultades en la comunicación: Intenta explicarle a tu ex lo que necesita hacer en el proyecto sin parecer una loca histérica o un robot sin emociones. ¿Difícil, verdad? Las tensiones emocionales pueden convertir una simple conversación en un campo de batalla verbal, lleno de desencuentros e interpretaciones equivocadas


Desafíos para mantener límites saludables: Establecer límites entre lo personal y lo profesional es como tratar de separar el aceite y el agua: posible, pero muy complicado. ¿Cómo mantienes la distancia emocional cuando tienes que trabajar codo a codo con alguien que solías besar apasionadamente? Es como caminar sobre una cuerda floja, ¡pero sin red de seguridad!


Impacto en el rendimiento laboral: ¿Te imaginas intentar concentrarte en tu trabajo mientras tu ex está a dos metros de distancia? Bueno, prepárate para una montaña rusa de emociones que hará que el rendimiento laboral sea una tarea casi imposible. 


El estrés y la preocupación constante pueden convertirte en un desastre andante, con un montón de errores y falta de concentración.


Repercusiones en el ambiente laboral: Y no olvidemos el impacto en el ambiente laboral en general. 


Tus compañeros de trabajo pueden sentirse como si estuvieran en medio de un campo de batalla emocional, atrapados entre tu drama personal y la necesidad de mantener la productividad. 


La moral del equipo puede desplomarse más rápido que un castillo de naipes, dejando a todos preguntándose cuándo terminará este circo.


Y entonces, ¿qué hacer?


Establece límites claros: Vamos, es hora de trazar una línea bien definida entre tu vida personal y profesional. 


Decide qué temas son aptos para la sala de juntas, comunica estos límites de manera clara y directa, como una mujer empoderada y adulta que eres, para evitar dramas innecesarios.


Mantén la profesionalidad: Sé que la tentación de lanzarle un lápiz a la cabeza es fuerte, pero respira hondo y mantén la postura. 


Evita las confrontaciones públicas y las miradas asesinas en las reuniones de equipo. 


Concéntrate en tus tareas laborales como si tuvieras una misión secreta de la CIA, y deja los asuntos del corazón para después del horario de trabajo.


Busca apoyo en tus amigos: No tienes por qué enfrentar este campo de batalla sola. 


Busca a tus amigos de trinchera y comparte tus penas y desafíos. Todos necesitamos un hombro donde llorar de vez en cuando, así que no dudes en pedir ayuda cuando la necesites.


Prioriza tu bienestar emocional: En medio de esta montaña rusa emocional, es importante que cuides de ti misma como si fueras tu propia madre sobreprotectora. 


Dedica tiempo fuera del trabajo para hacer cosas que te hagan feliz y te relajen. Sal a correr, medita, mira Netflix hasta quedarte dormida en el sofá. ¡Haz lo que sea necesario para mantener la cordura!


Considera buscar ayuda profesional: Si la situación se vuelve demasiado intensa y sientes que estás al borde de la locura, no temas buscar ayuda profesional. 


Un terapeuta o coach puede darte las herramientas necesarias y adecuadas para manejar el estrés y las emociones difíciles, así como para mejorar tus habilidades de comunicación en el trabajo.


Así que, aunque trabajar con tu ex pueda parecer una misión imposible, recuerda que eres una mujer increíble, fuerte y valiente. 


Con esfuerzo, profesionalismo y cuidado personal, puedes superar este desafío y seguir adelante con éxito en tu vida profesional y personal. 


¡Vamos a por ello!


Ruta del Renacimiento:


Si sientes que necesitas un faro en este viaje, aquí estamos… No tienes que hacerlo sola. 


No va a ser fácil; habrá días en los que querrás rendirte, volver a ese lugar oscuro porque te parece más familiar que este nuevo territorio desconocido. 


Pero te prometemos, que al final de este camino, hay una versión de ti misma que no puedes ni imaginar todavía. Durante 4 semanas queremos ser parte de este momento de tu vida y de manera cercana, profesional y terapéutica darte el alivio que tu corazón necesita.


Transforma ese final en un nuevo comienzo.


Estamos listas para recibirte en el Club, donde tu única pena será no haberte unido antes. 


Conoce nuestros servicios.





Si tienes alguna duda puedes escribirnos al WhatsApp

 

*Los contenidos del Club de la Tusa redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.

22 visualizaciones

Entradas relacionadas

Comentários


bottom of page